lunes, octubre 02, 2006


Hasta la semana pasada, mi trabajo era bastante acelerado y con poco tiempo para observar atentamente y realizar críticas tipo carnicería, para mi mala suerte, desde el viernes cambié de departamento de trabajo y además de aburrido y monótono (imagínense ustedes medir 500-600 delicados catéteres de platino de 190cm durante 8 horas) me deja algunos lapsos para "observar" detenidamente a la gente que me rodea, no se me ha olvidado que soy doctor y que mis ojos están entrenados para ver un sinnúmero de detalles que otros no ven.
Total que además de esto soy muy dada a pensar que cada quien hace de su culo un papalote si así le parece, peeeeeeeero, siempre hay un pero, hay un pequeño detalle que me da como que algo de roña:
"Cara y cuello de leproso" osease besucones, chupetones, sugilaciones o como le quieran llamar a esa sangrita que se queda impregnada en la epidermis a consecuencia de la extracción súbita de la misma de los capilares y que sucede cuando se succiona la piel o se somete a machacamiento (dientes, objetos inanimados, usen su imaginación). Y no porque nunca haya tenido uno, sino porque los tuve, donde solo yo supe que estaban, era delicioso descubrirlos cuando me desnudaba y pensar wow, que noche la de anoche..... no andar luciendo el ataque de una bestia territorial cruzada con Homo sapiens, qué tiene eso de atractivo??? lo mismo que tiene de atractivo las marcas de una res......

Etiquetas:

4 Comentarios:

A la/s 5:00 p. m., Blogger Mustia hasta los huesos dijo...

COINCIDO CONTIGO, EL CHUPETE O CHUPETONES ES DE LO MÁS EXCITANTE, SIEMPRE Y CUANDO, COMO BIEN MENCIONAS, SOLO UNA SABE DONDE LOS TIENES... PERO ANDARLOS EXHIBIENDO COMO VALIOSO TROFEO, HUELLA DE UNA MUY BUENA COGIDA, POS COMO QUE QUÉ DESAGRADABLE!!!

SALUDOS
La mustia

 
A la/s 6:58 p. m., Blogger Hulde Ayala dijo...

tienes tooda la razón... y sin embargo he de confesar que me gusta sacar chupetillos en mis hombres de vez en cuando... no sé, me hace sentir poderosa, jeje, en el cuello, debajo de la orejita...


saluditos!

 
A la/s 9:19 p. m., Blogger angello dijo...

hace bastante tiempo que esos chupetones eran como trofeos, "la gloria a aquellos bha, ahora son muy comunes, y la raza te ¿¿¿pregunta, que pedo guey te chupo la bruja???, un chupeton en mis tiempos era casi como venir del valle de los muertos y salir victorioso(ya me la mame con la comparación), jajajajjaja, un saludo para ti mon ami y larga vida para tus chupetones en sonas non santas para los vulgares.

 
A la/s 11:24 a. m., Blogger Deux ex machina dijo...

hahahahaha a mi me cagan esos qu ete hacen solo para decir que te los hicieron al otro dia frente a las amigas o amigos, che viejas suprefluas.

coincido en que son mas chidos los que uno solo sabe que tiene aunke no soy mucho de succion mas que solo en los senos, me gustan mas las mordidas, el dolor, morder los hombros o la espalda de mi amada mientras los cuerpos se buscan..

ah que ricura..

antes el chupeton era la muestra de los que iniciaban una actiuvidad mas alla de las relaciones de manita sudada, ahora son tan comunes y vulgares como el peje...

saludos demonica, ste robot ira en un cuerpo que marcar, cambiare mi dentadura de sueva a dolorosa

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal