jueves, enero 10, 2008

Cuatro

De los cuatro rincones de la antigua tierra y retando a las tinieblas se abrieron los volcanes del aire, el fuego, la tierra y el agua.
De cada cráter nació una diosa que sujetaba una perla, azul para el norte, roja para el sur, amarillo para el oriente y negra para el poniente, cada una simbolizando los cuatro elementos de la vida. Las diosas serían los jinetes de cuatro hermosas criaturas que los hijos del planeta llamarían dragones. La diosa abriría una herida en el pecho de cada dragón para depositar en su corazón cada una de las perlas dadoras de vida y con la sangre que manara se unirían diosa y dragón en un sagrado compromiso de lealtad y vida. No podría sobrevivir el uno sin el otro y cada batalla por la nueva tierra sería un sacrificio de amor por la vida.
Las diosas y las perlas dieron origen a los hijos de la tierra que lucharían por domar el planeta salvaje que se les había dado haciéndolo prosperar a través de las generaciones destinando a sus creadores al reposo de la armonía.
Los tiempos transcurrieron y los hijos de la nueva tierra se olvidaron de sus orígenes dejando plagar el hambre y la destrucción. El sueño de los dragones y sus diosas sería interrumpido y volverían a emerger desde las profundidades para una nueva batalla: destruir el lado malévolo de su creación haciendo correr su sangre para lavar la miseria y la tiranía y regando la tierra con la suya para ver un nuevo amanecer. La batalla apenas comenzaba.

Etiquetas:

5 Comentarios:

A la/s 11:31 a. m., Blogger Escritor sin rumbo Fijo dijo...

¿Por que se llama cuatro? ¿Es parte de una historia? ¿Donde puedo ver el resto?

 
A la/s 11:31 a. m., Blogger Khaz dijo...

Me gusta! le vas a seguir, o ahí termina? saludos.

 
A la/s 8:35 p. m., Blogger Salvatore dijo...

Esto suena un poco o quizá un mucho a la novela de la premio Nobel de Literatura 2007, Doris Lessing, en su reciente novela La Grieta, checa la reseña en mi sitio.

Un saludo.

 
A la/s 8:12 a. m., Blogger tremas dijo...

Pues a diferencia del letrado amigo Salvatore del comentario de acá arriba, yo estoy casi seguro que dedicada y curiosa como eres investigaste sobre cosmogonía prehispánica para inspirarte en este relato, coinciden los puntos cardinales con los colores en la mitología náhuatl, cosa que me parece loable y meritoria, ya que influenciados por los griegos y latinos pocas veces recurrimos a las figuras literarias que el pasado mesoamericano nos puede hacer inspirar.

Y claramente el titulo CUATRO hace alusión a los puntos cardinales, y ciertamente han sido cuatro las edades del mundo según la piedra del sol

Y si me equivoco, pos ya estuvo que agarre mi patín yo solito, pero tómalo, querida diablesa como el acto de un fan que le encanta viajarse con tu trabajo.

Postscript.-gracias por el apoyo este fin

 
A la/s 5:57 p. m., Blogger Daredevil Tam dijo...

Cuatro? cuatro puntos cardinales, cuatro hermanas, cuatro elementos... no he leído el libro que me recomiendan pero este relato por ahí no va...
Gracias por sus visitas...
PS: cuando quieras Tremas... qué tal está el nuevo de Goldfrapp?

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal