martes, marzo 06, 2007

Rocco

A Beto le urgía que cuidaran al Rocco, el spring break en Acapulco iba a ser lo máximo, a los 22 años, cualquier excusa para ligar era perfecta y no planeaba quedarse las vacaciones de semana santa viendo el vía crucis de Iztapalapa, este año había ahorrado lo suficiente para irse de buen reventón.
El problema era Rocco, adoraba a su pitbull y era quien finalmente le había dado la lana para irse de vacaciones.... le había salido lo suficientemente sanguinario para aniquilar a sus rivales en las peleas de perros.
El último recurso era su vecina.... era una mujer extraña pero sin dudarlo amable y con un tufo insoportable, por el bordillo de su casa siempre escurría orina de perro nadie sabía en realidad cuántos tenía porque nunca los sacaba de la casa. Le hizo la chillona, nomás eran 4 días.... lo único que debería hacer la doña era ponerle la medida de croquetas al Rocco y vigilar que tuviera suficiente agua, le iba a dar quinientos pesos por el favor.
Beto se la pasó de poquísima en Acapulco, más de una la pasó en su cuarto de hotel y ni del perro se acordó.
Cuando regresó, al meter la llave en la cerradura se extrañó que el Rocco no estuviera rascando en la puerta como siempre que hacía cuando llegaba... al entrar la extrañeza se disolvió porque el hedor era insoportable, olía a animal muerto. Buscando al Rocco y sintiendo que se enfurecía con la maldita vecina se detuvo en seco cuando vio a su perro en medio de la sala, sentado. Aliviado encendió la luz, ahí estaba Rocco, con la misma cara sonriente pero los ojos antes brillantes completamente opacos, negruzcos y en lugar de baba un líquido verdoso que era de donde provenía el olor... se acercó a ver que le ocurría y el perro estaba frío, un poco gordo y blando, la nariz seca.... a Beto se le heló la sangre cuando el perro le lamió la cara, le confirmó la idea que el perro estaba muerto...
Dos días después el olor de aquella casa alarmó a los vecinos, encontraron el cadáver de Beto descomponiéndose en medio de la sala... antes de que nadie lo considerara siquiera, la vecina ofreció quedarse con aquel extraño perro, que antes de parecer como si se estuviera inflando y oler tan raro, era el Rocco.

Etiquetas:

6 Comentarios:

A la/s 11:33 a. m., Blogger Wica dijo...

Hola, he leido todo tu blog, y me gusta mucho, por favor no dejes de escribir me encantan esas historias, todos los días checo a ver si hay algo nuevo..

Muchos saludos

 
A la/s 10:10 p. m., Blogger Hulde Ayala dijo...

no entendí... el perro estaba muerto pero se comió a us dueño? sorry, neta no entendí...

saluditos

 
A la/s 7:28 p. m., Blogger R-E-F dijo...

Excelente cuento, como siempre... siguele escribiendo...

 
A la/s 6:44 a. m., Blogger ALEJANDRO AREVALO dijo...

A pinche perro tan cabron.
Saludos Tamara y al rato te mando los monitos no creas que se me olvida.

 
A la/s 9:02 a. m., Blogger tremas dijo...

Muchisimas gracias por dejar comentario en mi blog ¿sabes por que? por que si no, no hubiera conocido este espacio, de momento me he leido todo lo que esta en portada, desde "Rocco" hasta el "sin titulo" que posteaste el 19 de Diciembre... juralo que leere todo el blog, que en verdad verdad me ha gustado horrores.

 
A la/s 3:43 p. m., Blogger zarco dijo...

Yeaaahh!!!

Mi genero favorito es el terror y aqui cambiaste del sadismo, drama y realismo por lo sobrenatural y el terror mismo!!

Muy bueno!!

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal